Subiendo a los pies del muerto… ¡en el Picacho!

PicachoAprovechando que estuvimos unos días en Aguascalientes, no podíamos dejar de lado el conocido acenso al Picacho. Es una tradición de todo hidrocálido ir y subir a las antenas que se encuentran en la parte superior de los pies del Cerro del Muerto; la vista que se tiene arriba es hermosa. Si bien la ruta es relativamente corta, al contar únicamente con 3 kilómetros, resulta una distancia suficiente para hacer ejercicios de fuerza.

Para llegar al Picacho es necesario tomar la salida a Calvillo, al poniente de la ciudad, hasta la comunidad de La Tomatina, allí estarás en las faldas del cerro y podrás comenzar la travesía.Picacho

Rumbo a la capilla

La primera parte de nuestra aventura en el Picacho es una terracería que te lleva poco a poco a una capilla. Puedes seguir toda la terracería o si prefieres ir calentando un poco más las piernas, puedes tomar la brecha que corta por el cerro; nosotros como la mayoría de los paseantes subimos por la brecha. Hace algunos años con el afán de ganar fuerza en las piernas hice esta subida en bicicleta -claro, sin tomar la parte de la brecha- e implica un buen grado de esfuerzo, pues tiene una parte sumamente exigente pero vale la pena porque los resultados son excepcionales.

Al llegar a la capilla para continuar el recorrido hay que hacerlo por un sendero que inicia en la parte trasera de la construcción a un costado del pequeño campanario. A partir de este punto todo el trayecto será de esta naturaleza, ya no encontraremos ningún camino de terracería, por lo cual vas totalmente en comunión con la naturaleza.

Chato en el PicachoUn poco de escalada

Conforme nos vamos alejando de la capilla podremos ver que la pendiente es cada vez un poco más pronunciada y que en algunos momentos es necesario hacer un poco de escalada. Si tomas un buen ritmo de subida sin duda tu frecuencia cardiaca se elevará. Toda esta zona es bastante rocosa, por la que vas zigzagueando para ir conquistando el cerro. Poco a poco se van ganando metros de ascensión.

Poco antes de llegar a la cima el camino se abre hacia la izquierda, lo que te llevará a subir por ese costado del cerro. Al llegar verás que la vista es hermosa: hacia el norte podrás observar la presa Abelardo Rodríguez, y al este, la hermosa ciudad de Aguascalientes.

El descenso

Para el regreso hay dos opciones; bajar por el mismo camino por donde se hizo el ascenso, la parte frontal, o bajar por la parte posterior. Desde mi perspectiva esta segunda opción es la más adecuada para completar así un circuito. La ruta permite bajar con un buen ritmo, y en algunas ocasiones se puede ir corriendo. La primera parte del descenso te lleva hasta un cruce de caminos, lo que te permite explorar un poco más, para después volver al camino y continuar con el regreso.

También durante el descenso hay una zona donde se ve claramente el cambio abrupto de la falda del cerro y aquí hay una diferencia de aproximadamente un metro y medio, que hay que bajar de un brinco. El camino finalmente nos llevará hasta el camino de terracería, donde puedes trotar y de esta manera acabar el recorrido y nuestra aventura por el Picacho.

Picacho

Deja un comentario